lunes, 14 de abril de 2008

Las palabras mágicas


Mariana era una niña caprichosa y engreída. Creía tener derecho a todo lo que se le antojaba. Le perteneciera o no.

También creía ser la más hermosa, la más inteligente, la mejor de todas las niñas. Por esa razón pensaba que todos deseaban estar con ella, jugar con ella y pasar el tiempo con ella. Y por esa razón debían estar sumamente agradecidos.

También podía contestar de mal modo sin pedir disculpas o burlarse de los demás sin medir las consecuencias. Como cuando uno de sus amigos se cayó y ella en lugar de ayudarlo se largó a reír.
Un hada que pasó justamente y vio lo que sucedía, decidió darle una lección. Mariana debería aprender las palabras mágicas. El hada tocó a sus amigos con su varita y ellos rápidamente se cansaron de su actitud veleidosa y pizpireta, y decidieron no salir más a la vereda. Se quedaron jugando detrás de la reja en el jardín de su casa.

Mariana salió y no los vio. Le llamó la atención que no pasaran a buscarla. Justo a ella que garantizaba la diversión y ahora tenía una nueva bicicleta color rosa tornasol.
-¡Qué tontos! -pensó. Y salió a dar vueltas alrededor de la manzana.

Al pasar por la reja vio a todos sus amigos disfrutando bajo un árbol.

Entonces les dijo:
-¡Tengo una bicicleta nueva!

Pero los amigos no la escucharon. Gritó más fuerte:
-¡Ey, Aquí estoy yo!

Pero los amigos parecían estar sordos.

Volvió preocupada a su casa, y le pidió a su mamá una muñeca nueva:
-Quiero una muñeca Barbie vestida de playa. El hada también tocó con su varita a sus padres.

-Pero si tienes veinte muñecas. Juega con esas- respondió la madre.

-Ya te dije que quiero una vestida de playa.

-¡Pues no!- dijo la madre por primera vez, ya que nunca le había negado nada.

Mariana se pescó una rabieta tirándose al suelo pataleando y gritando. Pero su madre hizo oídos sordos hasta que se calmó.

Se encerró en su habitación a estudiar la lección para el día siguiente. La aprendió a la perfección para dejar a todos boquiabiertos.

Pero el hada madrina, también sacudió su varita sobre la maestra y los compañeros.

Cuando llegó el momento de tomar la lección, la maestra pidió que levantaran las manos y Mariana la levantó rápidamente al grito de ¡Yo, yo, yo!

La maestra, parecía no verla ni escucharla. Todos los que levantaron la mano, dieron su lección, menos Mariana que se revolvía de rabia en su pupitre.

Volvió a su casa muy triste. Jamás le había pasado algo así. Y no sabía como hacer para revertir esta dificultad. Pensó y pensó sin encontrar la solución del problema que la afectaba.
Mientras dormía el hada se le apareció en sus sueños y le enseñó la importancia de las palabras mágicas: ¨PERDÓN¨, ¨POR FAVOR¨ Y ¨GRACIAS¨.
Al día siguiente Mariana le pidió PERDÓN a su mamá por la rabieta y le dio las GRACIAS por la nueva bicicleta.

Fue a visitar a sus amigos y les pidió POR FAVOR que abrieran la reja para jugar con ellos, y sus amigos la dejaron pasar. Luego les dio las GRACIAS por invitarla. Luego le pidió PERDON a uno de sus amigos por haberse reído cuando se cayó dolorido en la vereda. Y él la perdonó.

En el colegio, pidió POR FAVOR que le permitieran dar su lección y la maestra la felicitó.

Cuento de Bianca Otero

¿Qué nombre lo pondremos?




NIÑOS


Adalgiso: Lanza de la nobleza.

Adam: Variante de adán.

Adelardo: Noble y fuete.

Adelino: Variante de adelardo.

Adelio: Padre del príncipe.


NIÑAS

Adelia: Variante de adelaida.

Adelina: Princesa de la casa real, variante de adelaida.

Adelinada: Variante de adelaida.

Adena: La delicada, la grácil.

Azul: El color del cielo

Boricua fiel


Traigo la alegría
traigo la emoción
traigo el corazón
de la patria mía.
La estrella que un día
alumbró en Belén
la traigo también
con orgullo santo
la llevo en mi canto,
¡gloria a Dios!, amén.

Entre todas una,
una solitaria,
bella luminaria
sobre tosca cuna.
Una y solo una
fiel lo señaló;
y esa llevo yo
bordada en mi enseña;
la estrella risueña
que Él nos envió.

Por eso no hay quien
pueda destronarla;
pues, para cuidarla
estamos también.
Que el divino bien
de esta patria pura.
Con honda ternura
he de respetar
defender y amar
con fiera bravura.

Estrella brillante
la de mi bandera
ilusión cimera
que flota radiante:
un pueblo anhelante
del más grande empeño
de lograr el sueño
de su libertad,
de su humanidad
ser el propio dueño.

Andrés Díaz Marrero

Venimos trovando


Estas navidades
alumbra la estrella;
seguimos la huella
de sus claridades.
Mil felicidades
te estamos deseando.

Coro:
Venimos trovando
llenos de alegría
y hasta el otro día
te estaré cantando.

Yo te prometí
una trulla caliente
despierta a tu gente
que estamos aquí.
Escucha el coquí
también entonando.

Coro:
Venimos trovando
llenos de alegría
y hasta el otro día
te estaré cantando.

Ya se siente el frío
de la madrugada;
corre alborotada
el agua del río;
pero, a tu bohío
llego parrandeando.

Coro:
Venimos trovando
llenos de alegría
y hasta el otro día
te estaré cantando.

Estamos a mano
cumplí mi promesa;
prepara la mesa
que he corrido el llano.
Vengo muy ufano
cerquita llegando.

Coro:
Venimos trovando
llenos de alegría
y hasta el otro día
te estaré cantando.

Andrés Díaz Marrero

Arias


Es el de Arias, un apellido patronímico de gran antigüedad, formado y derivado de un antiguo nombre de bautismo hispánico que tuvo bastante uso en la Edad Media, sobre todo en la zona asturleonesa y en la gallega. Según se recoge en el Diccionario de Apellidos Españoles, el nombre es de etimología dudosa; algunos autores afirman que deriva de Ares, dios griego de la guerra; según otros, sería una variante del nombre latino Aredius.

El reconocido lingüista Gutierre Tibón nos dice que el apellido Arias es originario de Galicia, y que según la tradición deriva de los reyes suevos.

Sea correcta o no esta afirmación, lo cierto es que Galicia fue cuna de ilustres casas de Arias y que entre sus solares más nobles e importantes figuraron los de Sirgal, San Miguel de Penas y Monterroso, en la provincia de Lugo.

También hubo ramas importantes en Asturias, Castilla, Aragón, Andalucía y Extremadura.

Según se recoge en el Diccionario de Heráldica Aragonesa, una casa solar de este apellido radicó en Ejea de los Caballeros, documentándose con posterioridad miembros de esta mismo solar en la ciudad de Zaragoza.

De una familia Arias radicada en Sangüesa (Navarra) proce-dió don Tomás de Arias y Leyza Eraso, caballero de la Orden de Carlos III, en la que ingresó el 19 de julio de 1814.

También probaron, portadores del apellido Arias, nobleza en la Orden de Santiago, y en numerosísimas ocasiones ante la Real Chancillería de Valladolid.

Armas: los Arias de Ejea de los Caballeros documentados con posterioridad en Zaragoza, usaron: En campo de azur, león rampante de oro.

A mi madre


VI

Errantes, fugitivas, misteriosas,
tienden las nubes presuroso el vuelo,
no como un tiempo, cándidas y hermosas,
sí llenas de amargura y desconsuelo.

Más allá, más allá..., siempre adelante,
prosiguen sin descanso su carrera,
bañado en llanto el pálido semblante
con que riegan el bosque y la pradera.

Que enojada la mar donde se miran
y oscurecido el sol que las amó,
sólo saben decir cuando suspiran:
«Todo para nosotras acabó.»

Rosalía de castro

A mi madre

V

Ya pasó la estación de los calores,
y lleno el rostro de áspera fiereza,
sobre los restos de las mustias flores
asoma el crudo invierno su cabeza.

Por el azul del claro firmamento
tiende sus alas de color sombrío,
cual en torno de un casto pensamiento
sus alas tiende un pensamiento impío.

Y gime el bosque y el torrente brama,
y la hoja seca, en lodo convertida,
dale llorosa al céfiro a quien ama
la postrera y doliente despedida.

Rosalía de castro

lunes, 24 de marzo de 2008

El noviazgo

Los novios deben tratarse íntimamente.

Pero en este trato íntimo y con confianza no han de permitirse ciertas «confianzas» ni «intimidades».

Es más, deben ser muy discretos en permitirse ciertas manifestaciones amorosas, si no quieren manchar sus relaciones de pecados. No puedes permitirle a tu cariño muchas cosas que él te pide con fuerza.

Es necesario que aprendas a llevar tu noviazgo con la austeridad que exige el Evangelio.

Es muy importante que te propongas firmemente llevar tu noviazgo en gracia de Dios.
Eso será atesorar bendiciones del cielo para el matrimonio.

En cambio, si siembras de pecados el camino del matrimonio, ¿puedes esperar con confianza que Dios os bendiga después?

«En los muchísimos casos de matrimonios desgraciados, con graves problemas, he tenido la curiosidad de preguntar cómo les fue en el noviazgo. Hasta ahora ni un solo caso ha desmentido esta ley inexorable: fueron noviazgos con grandes descuidos morales y con enormes lagunas en su preparación».

Que tus relaciones sean cariñosas, pero castas.

Que tus manifestaciones de cariño sean limpias.

Todas las condescendencias que tengáis en el noviazgo con la pasión impura, han de redundar, tarde o temprano, en perjuicio de vuestra verdadera y perdurable felicidad.

Cuando unos novios viven un amor sucio, después les amarga.
En cambio, unos novios que han luchado por vencerse y mantener unas relaciones puras, tienen una ilusión, una felicidad y un amor muchísimo mayores. La experiencia de la vida confirma esto continuamente.

«Todos los esfuerzos que hayan realizado -solos o en común- para respetar las exigencias de la castidad antes del matrimonio, les ayudarán poderosamente a respetar más tarde todas las exigencias de la castidad en el matrimonio. Se cosecha lo que se sembró. Todo esfuerzo en este punto tendrá un día su recompensa».(50)


«He visto a menudo novios que estaban muy a gusto el uno junto al otro, se abrazaban largamente y a cada instante..., y en el momento de su matrimonio estaban ya cansados.

»Nosotros nos acariciamos de vez en cuando, y muchas veces nos cogemos simplemente de la mano.

»Tal vez alguien nos crea tontos, pero yo creo que así somos más felices.

»Todo es fresco entre nosotros.

»Nada está enmohecido.

»Nuestra posibilidad de felicidad no está embotada, ni lo estará jamás...

»Estoy seguro que el respeto es el guardián de la felicidad de los esposos.

»Los hogares duran en proporción inversa a las concesiones pasionales que los precedieron.

»Cualquier cosa que se usa sin medida y sin control acaba hartando»(51)

En el noviazgo todo se ve con luz alegre y radiante, y es necesario saber que el Sol todos los días se pone tras las montañas.

La vida del matrimonio no es lo mismo que la del noviazgo, ni el noviazgo puede ser lo mismo que el matrimonio.

Por eso debes tener mucha cautela en tus manifestaciones de amor.

Los novios todavía no son esposos.

Muchas cosas que entre esposos son perfectamente lícitas, entre novios son un pecado o por lo menos un peligro de pecar.

Las manifestaciones de cariño deben evitar una excitación sexual.
La excitación tiende a la satisfacción completa.

Es muy difícil que los novios que no son prudentes en sus manifestaciones de amor, permanezcan en el límite de las intimidades lícitas.

Una caricia lleva a otra mayor; y es preferible renunciar a la lícita antes que arriesgarse a caer en la que es pecado.

Para que las caricias sean ciertamente inofensivas, conténtate con que sean breves, delicadas y tan sólo «de los hombros para arriba, bajando sólo por el brazo».

«Se debe amonestar lo más seriamente posible al cristiano acerca del peligro de jugar con la sexualidad».

Los novios, como todos los demás solteros, pecan gravemente si con sus mutuas caricias se provocan voluntariamente un deleite carnal; o se ponen, voluntariamente y sin necesidad, en peligro próximo de provocarlo. Y en las excitaciones sexuales involuntarias, tienen obligación de resistirlas y no consentir en ellas.

«Es evidente que antes del matrimonio no tendrían que darse ciertas intimidades y confidencias sexuales (caricias íntimas, etc.), dado que por su misma naturaleza conducen a la relación completa».

El amor es insaciable; siempre pide más.
A veces, las barreras morales le cortan el camino, pero él quiere saltar por encima de todo.

Por eso hace falta que la razón controle el amor para mantenerle en la línea de la moralidad.

Los novios todavía no están casados.
Su amor les lleva al deseo de la entrega total, pero todavía no tienen ese derecho.
Sería como dar la absolución sacramental el que todavía no ha sido ordenado de sacerdote.

Dice el célebre moralista Häring: «Un novio no tiene más derecho al cuerpo de su prometida que al que tendría al de cualquier otra mujer. El acto sexual expresa por su misma naturaleza el vínculo irrevocable e indisoluble entre la pareja».(54)

Dice el Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica:

« Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia.

»En esta prueba han de ver un descubrimiento del mutuo respeto y un aprendizaje de la fidelidad.

»Reservarán para el matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal.

»Deben ayudarse mutuamente a crecer en la castidad».

Esto se consigue con la ayuda de Jesucristo.

Sin la gracia de Dios es imposible. De ahí la necesidad de una vida sacramental durante el noviazgo.

Te recomiendo que estéis siempre en sitios bien visibles.
Nada de sitios solitarios y oscuros. La oscuridad y la soledad son peligrosas.

Una de las mejores defensas morales para el comportamiento de los novios son unos ojos ajenos que los estén mirando.

El comportamiento de los novios debe ser tal que en todo momento puedan ser observados por sus padres.

«La castidad, aunque a veces es difícil y exigente, es no obstante posible en el noviazgo; pero con ciertas condiciones.

»Quien quiera conservarla es preciso que pague su precio.

»Los que no tengan voluntad para hacer los esfuerzos que se necesitan, para echar mano de las fuerzas sobrenaturales mediante la oración y los sacramentos, que no se extrañen de su fracaso y de sus caídas.

»La experiencia, a Dios gracias, atestigua que muchos novios cristianos han vivido y viven un noviazgo casto».

Por otra parte, si ella fue para él una «mujer fácil» no será raro que, después de casados, a él le atormenten los celos de que también lo pueda ser para otros.
Una mujer así no ofrece garantías de fidelidad matrimonial.

Desgraciado el hombre que se casa con una mujer lujuriosa. Tendrá dudas horribles sobre si los hijos de su mujer son de él o son de otro hombre. Conozco casos dramáticos.

Además, esas caídas en el pecado seguro que os dejan asqueados.
Os sentiríais mucho más felices si vuestro amor os uniera con Cristo en la comunión, que no en la degradación del pecado.

Sé de novios que tuvieron una época de pasión desenfrenada, y que cuando luego orientaron su vida por un camino de rectitud y pureza, me confesaron que este segundo modo de amar les hacía mucho más felices.

Algunos chicos les dicen a las chicas que ellos prefieren a las que ya lo han probado todo. Pero eso es un truco para lograr de ellas más fácilmente lo que quieren sacar, y luego abandonarlas con la misma facilidad, de quien tira un trapo viejo.

¡Es lógico!

Un chico sensato no se casa con una chica que el día de mañana puede salirle «rana».
Si no ha respetado su pureza de soltera, ¿qué garantías tiene de que no resultará adúltera después de casada?

Una vez le oí decir a un chico que a él le interesaban dos tipos de chicas: las que sólo sirven para uso sexual, y las que son dignas de amor y matrimonio. Pero, por desgracia, las segundas escasean.

Algunas chicas quieren retener a un chico haciendo concesiones ilícitas.
Pero cuando no hay amor, esto puede retrasar la ruptura, no la evita.
Y si ruptura ha de llegar, es mejor que ocurra antes de la boda.

A la mujer, ordinariamente, no le interesa el sexo si no va precedido del amor y la ternura. El hombre es más impulsivo y pasional, y puede separar el sexo del amor .
Que el chico tenga momentos en que pierda la cabeza y quiera lo que no debe, es natural. Pero si ella no quieres, no pasará nada.
Y en estas ocasiones ella es mucho más serena.
Debes por lo tanto imponerte.

Y no creas que por eso vas a perderle. Aunque él se enfade, la cosa será pasajera.
Si te quiere, volverá a ti.

Y si no vuelve, es que no te quería a ti, sino que quería usar de ti para saciar sus apetitos. Y quien te rebaja de esta manera, es indigno de ti.
Ése, más vale que se vaya.

Si te casaras con él, no serías la reina, sino la esclava. Y antes de ser esclava, más vale quedarse libre.

El quedarse soltera no tiene por qué ser una desgracia; y un matrimonio fracasado, sí lo es. Y de la peor especie.

La mujer soltera sólo es desgraciada cuando no sabe llenar su vida con un ideal de servicio al prójimo, que la haga sentirse realizada. La que logra hacerlo puede ser más feliz que una casada.

Oye, además, lo que severamente dice Jesucristo:

Si tu ojo, tu mano o tu pie, son causa de escándalo, es decir, de pecado, arrójalos lejos de ti, porque más te vale entrar con, sólo un ojo, una mano o un pie en el cielo que con los dos ojos, las dos manos o los dos pies, ser arrojada al infierno. Aplícalo a tu caso actual de relaciones: Más vale entrar sin novio en el reino de los cielos, que con novio, ser arrojada al infierno.
Sé una novia digna, limpia y pura.

No olvides, que tu novio, es únicamente un novio, que puede no llegar a ser tu marido. Ámalo, sí con ilusión y cariño; pero sin mancharte.
Cuanto más cristiana y delicada seas en tus relaciones, más feliz serás el día de tu boda, ¡más bella aparecerás ese día ante Dios y ante él...! No transijas. ¡Pura hasta el altar!

Defiende con entereza tu castidad, y haz de tus amores la más bella e ilusionada historia que un día puedas ofrecerles a tus hijos, sin tener nada que ocultarles, ni nada de qué avergonzarte.

Que tus hijas, al contarles tus amores, puedan decirte con orgullo y envidia: «¡Qué hermoso es el amor así! ¡Nosotras también queremos ser unas novias tan buenas y puras como tú...!»

¿Tendrás valor para decirles que sean puras, si tú no lo fuiste?
Piensa en tus futuros hijos. Ellos, no es fácil que sepan cómo se desarrollaron las relaciones de sus padres, pero sí que te verán a ti, su madre, con tus defectos y virtudes. Y éstas no se improvisan.

Si fuiste una novia intachable, serás sin duda alguna una madre ejemplar. Piensa en el consuelo inmenso que tendrás, si algún día tu hijo te dice que su mayor ilusión es encontrar una novia que sea como tú eres.

No olvides que el encanto de la mujer, le viene de ser pura, recatada cuando es joven; y de ser madre cuando es mayor.

Las dos cosas se han reunido en María. Ella, Virgen y Madre. Ella, Inmaculada.

Legiones de jóvenes, puestos sus ojos en María, han conservado íntegro el tesoro de su pureza.

Admirable y encantador el ejemplo de Santa María Goretti, que se deja matar antes de perder la castidad.

Y gracias a Dios las «goretis» son muchas. Recuerda a Josefina Vilaseca y otras muchas en España, menos conocidas pero no menos heroicas.

¿Qué nombre lo pondremos?

NIÑOS

Abner: Padre de la luz

Abraham: El padre excelso

Absolón: El señor es la paz

Acacio: El honrado, el que no tiene maldad.

Adalberto: Hombre noble.



NIÑAS

Abi: Alegría del padre.variante: abigail.

Abigaíl: La alegría del padre

Adalgisa: La lanza de la nobleza

Adalia: El dios del fuego.

Adelaida: La princesa real; de estirpe noble.

Fiesta Navideña

Me encuentro vestida
para ir a la fiesta,
la ocasión se presta,
¡que nada lo impida!
Si hay salud y vida
hay felicidad.
Y a decir verdad
la música llama,
y enciende la flama
de la Navidad.

Armaré la bulla
con los parranderos.
Suenen los panderos
formemos la trulla.
El güiro y su puya
estan resonando,
ya están entonando
todos los cantores
y hasta los albores
te estaré cantando.

Con su voz doliente
el Cuatro repica
su música rica
diciendo presente.
Sonido elocuente
que nos apasiona.
El alma aprisiona,
la mente captura;
de nuestra cultura
él es la corona.

Se oye la Espinela
y la decimilla
desde la otra orilla
la plena se cuela.
Jengibre y canela
perfuma el ambiente,
la brisa se siente
como acariciando;
y el Cuatro sonando
alegra a la gente.

Andrés Díaz Marrero

Como el coquí

Coro:
Soy como el coquí
que trova en la sierra
le canto a la tierra
donde yo nací.

(Aguinaldo para ser cantado)

Más bella y lozana
no existe otra tierra.
El Yunque en la sierra,
hermosa fontana:
a cada mañana
ofrece su encaje.
Brumoso celaje,
de amoroso vuelo
y sobre su cielo
da a luz el paisaje.

Sobre la colina
desciende la espuma,
vaporosa bruma,
de suave neblina.
Hermosa pretina
la enagua del valle
con fino detalle
su pudor asoma,
cual blanca paloma,
colgada a su talle.

Mi alma volandera,
sobre tu regazo,
tendida ante el raso
de la azul esfera;
todo te lo diera:
lo que soy, y fui.
Tú eres para mí
sostén de la vida
¡Ay, patria querida!
vivo para ti.

Lo llevo en el pecho.
Lo siento en el alma.
Me roba la calma,
reconozco el hecho.
Mas tengo derecho
a expresarlo así.
Soy como el coquí
que trova en la sierra
le canto a la tierra
donde yo nací.

(Andrés Díaz Marrero)

Aranda


Existen cierta discrepancias entre los distintos autores sobre el origen de este apellido. Así, algunos dicen que el linaje Aranda procede del solar de Arandia, en Navarra, y que por la pronunciación castellana se le llamó Aranda.

Otros, sin embargo, entre los cuales se cuenta el reconocido genealogista y heraldista vasco don Endika de Mogrobejo, dice en su obra "Blasones y Linajes de Euskalerría" que es lo más probable que los Aranda tuvieran su principio en Castilla, una de cuyas líneas pasó a Vizcaya, estableciéndose en la villa de Durango. Así, Domingo y Manuel de Aranda Gil, hermanos y naturales de Santo Domingo de la Calzada (Rioja), residentes en Bilbao, obtuvieron Sello Mayor en esta villa el 29 de Julio del año 1741. Por otra parte, señala Mogrobejo, miembros de este linaje probaron su hidalguía para ingresar en la Orden de Santiago, Calatrava y Carlos III.

Afirman, finalmente, la mayor parte de los autores consultados que el primitivo solar de los Aranda estuvo sito en la villa de Medina de Pomar, del partido judicial de Villarcayo, provincia de Burgos, y que de allí pasaron a Aranda de Duero, villa de la misma provincia, en la que habían sido heredados, fundando entonces en ella nueva casa y tomando su nombre por apellido. Según los autores que mantienen este criterio, los Aranda de la provincia de Burgos pasaron a Vizcaya y Navarra, y allí, por el idioma, se apellidaron Arandia. Según relata el más antiguo de los historiadores de Vizcaya, don Lope García de Salazar, en su obra "Bienandanzas e Fortunas", los Arandía tuvieron su más antiguo solar en las cercanías de la villa de Durango.

En Aragón, los Aranda se hallan documentados desde el siglo XV, con armas propias, según señala don Vicent d´O Río Martínez en su "Diccionario de Heráldica Aragonesa".

En cuanto a la etimología y significado del topónimo y del apellido Aranda, el reconocido lingüista Gutierre Tibón nos dice que es palabra vasca y que procede de "aram", que significa "endrino" más el sufijo locativo -da, que le da el sifnificado de "endrinal"(tierra en la que abunda el "endrino", que es una especie de ciruelo silvestre). Según Mogrobejo, antes citado, Aranda tiene también el significado de "valle espacioso".

Armas.- Unos Aranda de Aragón, según el citado Bizén d´O Río, llevaron: En campo de plata, león de gules.

A mi madre

IV

Yo tuve una dulce madre,
concediéramela el cielo,
más tierna que la ternura,
más ángel que mi ángel bueno.

En su regazo amoroso,
soñaba... ¡sueño quimérico!
dejar esta ingrata vida
al blando son de sus rezos.

Mas la dulce madre mía,
sintió el corazón enfermo,
que de ternura y dolores,
¡ay!, derritióse en su pecho.

Pronto las tristes campanas
dieron al viento sus ecos;
murióse la madre mía;
sentí rasgarse mi seno.

La virgen de las Mercedes,
estaba junto a mi lecho...
Tengo otra madre en lo alto...
¡por eso yo no me he muerto!

Rosalía de castro

A mi madre

III

¡Ay!, cuando los hijos mueren,
rosas tempranas de abril,
de la madre el tierno llanto
vela su eterno dormir.

Ni van solos a la tumba,
¡ay!, que el eterno sufrir
de la madre, sigue al hijo
a las regiones sin fin.

Mas cuando muere una madre,
único amor que hay aquí;
¡ay!, cuando una madre muere,
debiera un hijo morir.

Rosalía de castro

lunes, 3 de marzo de 2008

PREMIOS Y PREMIADOS


Blogger del día


Quiero dar las gracias a Micaela Riberaz por este premio que me ha otorgado.


1.- Escribir un post mostrando el PREMIO y citar el nombre del blog que te lo regala y enlazarlo al post que te nombra.


2.- Elegir un mínimo de 7 blogs que creas que se han destacado alguna vez por ayudar, apoyar y compartir. Poner sus nombres y los enlaces a ellos. (Avisarles).


3.- Opcional. Exhibir el PREMIO con orgullo en tu blog haciendo enlace al post que escribes sobre él y lo otorgas a otros.



ELEGIDOS EN TRAPOS SUCIOS:



1.-Mease
2.-T3Mo
3.-Micaela Riberaz
4.-lágrimas de mar
5.-St. Jose
6.-JOSELYN
7.-Icaro Jr
8.-Reflecciones al desnudo

lunes, 25 de febrero de 2008

las relaciones pre-matrimoniales.


¿Porque está mal la entrega sexual antes del sacramento del matrimonio si el Señor es amor y tal vez en ese momento dos personas se aman infinitamente y se entregan totalmente uno al otro, respetándose, aceptándose y demás, y considerando que no es para nada lujurioso, ni tampoco un desequilibrio buscando solo el placer egoísta?

No entiendo porque tengo que estar en enemistad con Jesús y no poder comulgar solo por HACER EL AMOR con el ser que mas AMO en este planeta, si Dios lo que enseña es AMOR y es justamente la mas grande manifestación de amor que se podría llegar a mostrar entre 2 personas?

Le ruego que publique su respuesta en la pagina, porque de ese modo se lo aseguro que no solo a mi me va a aclarar dudas sino a muchísima gente. Por lo menos en los medios que yo me muevo.

Nuevamente gracias, espero su respuesta.

Querido amigo: Rspta

Ciertamente el Señor es amor. Pero no confundas el amor de Dios con el deseo que tienes por tu novia. No dudo que entre ustedes haya amor. Pero ese amor NO ES perfecto ni mucho menos "infinito".

Dios quiere que se amen pero para lograrlo hace falta que sepan lo que es el amor. El amor sexual NO es "la mas grande manifestación de amor que se podría llegar a mostrar entre 2 personas". Mas bien el mayor amor es el que se niega a si mismo por el bien del otro, es el amor de la cruz. No se entiende el amor hasta que abrimos el corazón a Cristo. Hay que ir mucho mas allá de nuestros deseos y apetitos. Entonces descubrimos que el amor no se "hace", como si se tratara solo de un acto biológico. El amor auténtico manifiesta la presencia de Dios y por lo tanto está ordenado según su santa voluntad. Nosotros no hacemos el amor sino que lo compartimos con otros a la medida que hayamos entregado nuestro corazón y voluntad a Dios, amándolo sobre todas las criaturas y sobre todas las cosas.

Hay que aprender amar. Confundimos el amor con los deseos carnales que proceden de la concupiscencia. Es por eso que Jesús vino al mundo y nos enseñó a amar muriendo por nosotros en la Cruz. La humildad requiere que reconozcamos nuestro pecado y nuestras tendencias y recurramos a Dios con humildad para que el nos enseñe y capacite a amar con el amor de la cruz.


CONCUPISCENCIA

Etim: Latín, con- plenamente, cupere, desear. Concupiscentia, deseo, ambición.


¿Como conocer el buen uso de la sexualidad?
Lo podemos entender por medio de la razón cuando esta no está cegada por la pasión. Podemos entender entonces que la intimidad sexual vincula al hombre y la mujer en una unión total de amor que, de ser honesta, exige fidelidad, entrega total de si mismo y compromiso permanente. Además, el acto sexual está naturalmente vinculado con la procreación. Esto requiere que se haya formado YA un hogar permanente en el que el niño pueda crecer con mamá y papá. Todo esto requiere de la pareja un compromiso ya establecido. A ese compromiso le llamamos matrimonio. Podemos deducir que si la pareja no tiene tal compromiso matrimonial YA hecho, no debe expresarse como si lo tuviera.

Dicho de otra forma, la intimidad sexual es un lenguaje que expresa el amor conyugal, el amor de esposos. Expresa total entrega, pertenencia y apertura a tener hijos de los que se han comprometido definitivamente el uno al otro. Esto es precisamente lo que significa estar casados. Este amor se fundamenta en la alianza matrimonial. Los novios quisieran un día tener este compromiso pero de hecho no lo han realizado todavía. Si entrasen en relaciones íntimas antes de casarse su lenguaje de amor sería una mentira.

Nos dice el catecismo: "El amor humano no tolera la "prueba". Exige un don total y definitivo de las personas entre sí." (Ver: "amor de prueba")

Pero la razón fácilmente se ciega y confundimos el amor con las pasiones.
La razón puede se puede confundir ante una combinación de fuerzas: la concupiscencia de la carne, la cultura hedonista en que vivimos y la falta de crianza y formación en el amor verdadero. El uso de la intimidad sexual fuera del matrimonio puede traer una aparente felicidad temporal pero hace daña gravemente a la pareja.

Dios nos guía en la verdad y en el amor por medio de Su Palabra la cual la Iglesia nos enseña. Los actos sexuales fuera del matrimonio (fornicación) son fuertemente condenados:

La fornicación, y toda impureza o codicia, ni siquiera se mencione entre vosotros, como conviene a los santos. -Efesios 5,3. (Mas textos bíblicos sobre la fornicación>>>)

Aunque no entendamos los mandatos de Dios, debemos obedecer con toda confianza y respeto. Dios no impone leyes para hacernos la vida mas difícil, sino porque nos conoce y quiere nuestra felicidad. La sexualidad debe estar siempre bajo la autoridad de nuestra voluntad y nuestra voluntad bajo la autoridad de Dios. El amor respeta a Dios y al amado.

Si eres fiel, Dios te va a dar el don de un amor mas puro, mas perfecto, pero cuesta. Yo llevo años de sacerdote y soy testigo de que hay una gran crisis en los matrimonios. ¿Sabes por que? porque no se preparan bien, no saben respetar el orden de Dios. Pensaron que se amaban y que eso era suficiente. Pero no. No se amaban suficiente. El amor solo crecerá con el sacrificio y el dominio de si mismo. Si tu eres incapaz ahora de dominarte y respetar a tu novia como una hija de Dios que aun no te pertenece, te aseguro que cuando te cases tampoco serás capaz de serle fiel año tras año. La lujuria no controlada ahora seguirá dominándote para tu propia ruina... y la de ella. ¿Ves cuanto te ama Dios?

Durante el noviazgo aprenderán a expresar el amor puro de mil maneras sin entrar en la intimidad sexual. Dios da otros regalos para este tiempo. Uno de ellos es la ilusión por el futuro, el planear, el soñar en la vida común. Pero el noviazgo también es una escuela en madurez, auto-control y capacidad de sacrificio por el bien del otro. Para amar es absolutamente necesario tener dominio de si mismo. Hay tanto que Dios necesita sanar y corregir antes de que se casen. Ahora es el tiempo de trabajar en ello. Dios te enseñará que el amor puede esperar porque es paciente y sacrificado. Se están entrenando para juntos poder hacerle frente a las dificultades de la vida (que son muchas). Se están conociendo y aun están libres para decidir no casarse. Todo esto requiere vivir en castidad.

Es normal que sientan atracción física, pero debes entender que esta es una oportunidad para morirte a ti mismo, dominar tu pasión y así demostrar que de verdad amas. Dar rienda suelta a la pasión no requiere ningún amor. Al contrario, solo quien es capaz de dominarse ama. Esto va a requerir lucha interior. Si ahora eres incapaz de dominarte y expresar un amor casto a tu novia, siento decirte que no la amas mucho. Mas bien la deseas carnalmente. No confundas el deseo carnal con el amor. El amor es mucho, mucho mas que ese deseo carnal. Cálmate, piensa, reza y veras la verdad de esto. Con la ayuda de Dios aprenderás a dominar la carne y crecer en virtud. Cuesta, sí. Pero el amor auténtico lo requiere. Confía en Dios y veras lo que es el verdadero amor.

Cuando te parezca difícil, deja de pensar en ti y piensa que amar requiere entrenamiento y sacrificio. ¿No se sacrifican los atletas? Pues tu novia vale mucho mas que un partido de fútbol.

En breve, la respuesta es:
Buscar en tu novia la satisfacción sexual es pecado aunque creas que la amas. Demostraría que en realidad no la amas. Debes esperar el tiempo del Señor y mientras tanto permitir que El te enseñe a amar según su infinita sabiduría.

El no te abandonará. No tengas miedo de ser cristiano en un mundo en que muchos se han olvidado de Dios. Vive tu fe junto a otros católicos practicantes, recibe frecuentemente los sacramentos y medita la Palabra de Dios. El te dará la fuerza y veras como el amor entre tu y tu novia se irá cada vez haciendo mas profundo.

Padre Jordi Rivero

¿Qué nombre lo pondremos?

NIÑOS


Abel: El hijo

Abelardo: El que se asemeja a la abeja

Alan: Variante germana de alano.

Antero: El vengador del amor despreciado.

Azrael: La ayuda de Dios.



NIÑAS

Antonia: Hermosa como una flor

Araceli: El altar celestial

Astrid: Querida por los dioses.

Auda: La valiente

Aurora: Brillante y resplandeciente

Vuelvo a la montaña


Prende la alegría
de la navidad
la felicidad
del amor nos guía.
En la patria mía
gorjea la paloma
se esparce en la loma
acordes de un güiro,
por doquiera miro
la emoción asoma.

Vuelvo a la montaña
regreso a mi tierra.
Sobre la alta sierra
está la cabaña;
que la brisa baña
con suave neblina.
Veo en una esquina
el cuatro colgao
y el lechón asao
se halla en la cocina.

Ser puertorriqueño
es mi bendición;
la realización
de un hermoso sueño.
Por eso el empeño
de afirmar lo mío:
mi grato bohío,
el verde palmar,
mi cielo, mi mar,
mi tierra y mi río.

De ser borincano
que dichoso soy;
orgulloso estoy
de mi pueblo, hermano.
Tiéndeme la mano,
únete a la trulla,
¡que empiece la bulla!
A la patria canto.
Hermosa, que es tanto,
mía, como tuya.


Andrés Díaz Marrero

Regresa a mi vida


Ay!, luz de mi vida,
cuánta soledad;
esta navidad
lleva mi alma herida.
Desde tu partida
no tengo alegría
y en el alma mía
todo es abandono,
tristeza y encono
que a mi ser hastía.

Mi alma se estremece
no tengo sosiego,
escuchando el ruego
que en mi pecho crece.
¡Dime si merece
una pena mayor;
rogar por tu amor
sin ser escuchado!
¿Por qué te has marchado?
¿Por qué este dolor?

Sin ti, flor querida,
todo es triste y yerto.
Vivo en un desierto;
¡regresa a mi vida!
Paloma perdida
vuelve al palomar;
regresa a endulzar
con tu amor mi nido.
¡Regresa te pido;
siempre te he de amar!

Coro:
Regresa a endulzar
con tu amor mi nido.
¡Regresa te pido;
siempre te he de amar!


Grabada por Los Hispanos en el CD
Asi es mi tierra

Andrés Díaz Marrero

Aragonés



Antiguo apellido de Aragón, del gentilicio aragonés, que designa a los naturales de dicho antiguo reino. Según Tibón, Aragón debe su nombre al río Aragón, que desemboca en el Ebro después de 191 km. de recorrido. La raíz es -ar, de donde ara, araco, Aragón, que corresponde al aa, aar célticos, "agua", "río".

Mosén Jaime Febrer, Cronista de Jaime I de Aragón, en sus famosas "Trovas", dejó escrito que desde Jaca (Huesca) pasó a la conquista de Valencia en el siglo XIII, sirviendo a dicho Monarca, el caballero Juan Aragonés, quién al frente de su tropa rindió las plazas de Alcoy (Alicante) y de Agullent (Valencia). Pasó después a la hoy ciudad de Villajoyosa (Alicante), en la que hizo mucho daño a los moros, derrotándolos también en las villas de Calpe y Altea, de la provincia de Alicante. Finalmente, se esta-bleció en esta capital, en la que fundó casa y dejó sucesores.
En Aragón hubo una muy antigua casa solar del apellido Aragonés en la villa de Fortanete, del p.j. de Aliaga, prov. de Teruel, de la que salieron ramas que lo extendieron por otras poblaciones, pasando también a Castilla y Levante.

Martín de Viciana, cronista valenciano, cita a Mosén Gaspar Aragonés de Puigmoltó y a su sobrino Gaspar, y dice que eran caba-lleros por el brazo militar en la ciudad de Alicante, donde tenían sus moradas. Añade que su hidalguía fue confirmada por sentencia del Bayle general de Valencia, el 8 de Octubre del año 1551.

Don Juan Antonio Aragonés, fue Abogado de Los Reales Consejos, Corregidor, y Justicia Mayor de Chelva en el Reino de Valencia. Nació antes de la mitad del siglo XVIII, en Remolinos (Zaragoza), en cuya Universidad hizo sus estudios.
De la villa de Fontiveros, del p. j. de Arévalo (Ávila), fueron Hernando y Martín Aragonés, que ganaron provisión de hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid en 1550 y 1570, respectivamente.

Armas.- Los de Fortanete, según Bizén d´O Río: En campo de plata, cruz potenzada de gules.

A mi madre

II

¡Ay, qué profunda tristeza!
¡Ay, qué terrible dolor!
¡Tendida en la negra caja
sin movimiento y sin voz,
pálida como la cera
que sus restos alumbró,
yo he visto a la pobrecita
madre de mi corazón!

Ya desde entonces no tuve
quien me prestase calor,
que el fuego que ella encendía
aterido se apagó.

Ya no tuve desde entonces
una cariñosa voz
que me dijese: ¡hija mía,
yo soy la que te parió!

¡Ay, qué profunda tristeza!
¡Ay, qué terrible dolor!...
¡Ella ha muerto y yo estoy viva!
¡Ella ha muerto y vivo yo!
Mas, ¡ay!, pájaro sin nido,
poco lo alumbrará el sol,
¡y era el pecho de mi madre
nido de mi corazón!

Rosalía de castro

A mi madre

I


Cuán tristes pasan los días!...
¡cuán breves... cuán largos son!...
Cómo van unos despacio,
y otros con paso veloz...
Mas siempre cual vaga sombra
atropellándose en pos,
ninguno de cuantos fueron,
un débil rastro dejó.

¡Cuán negras las nubes pasan,
cuán turbio se ha vuelto el sol!
¡Era un tiempo tan hermoso!...

Mas ese tiempo pasó.
Hoy, como pálida luna
ni da vida ni calor,
ni presta aliento a las flores,
ni alegría al corazón.

¡Cuán triste se ha vuelto el mundo!
¡Ah!, por do quiera que voy
sólo amarguras contemplo,
que infunden negro pavor,
sólo llantos y gemidos
que no encuentran compasión...
¡Qué triste se ha vuelto el mundo!
¡Qué triste le encuentro yo!...

Rosalía de castro

lunes, 4 de febrero de 2008




por Susan Yudt
Traducido por Susana Petit, 07.22.05


Masturbación. La mayoría de las personas lo hacen, pero muchas se preocupan que están haciendo algo malo. Esto se debe a que existen muchos mitos, como por ejemplo que la masturbación es sucia, peligrosa o algo de lo que hay que avergonzarse. Pero la verdad es que la masturbación es segura y saludable, y está aquí para quedarse. La gente de todas las edades lo hace. Los chicos, las chicas. Las personas solteras y aquellas que están en una relación. Algunas lo hacen varias veces al día, otras algunas veces al año. Analicemos a fondo algunos de estos mitos sobre la masturbación que hacen que la gente tema que los sorprendan "in fraganti."

Mito #1: La masturbación no es saludable.

Quizás hayas escuchado que la masturbación te puede dejar ciego/a o que daña tus órganos sexuales. Esto no podría ser menos cierto. La masturbación no causa ningún daño físico. De hecho, tiene varios beneficios físicos y mentales — he aquí algunos de ellos:


La masturbación libera el estrés y la tensión física. Muchas personas se masturban para relajarse y a veces para poder dormirse.


Los orgasmos, ya sea de la masturbación o los juegos sexuales con tu pareja, pueden actuar como un calmante natural. Un estudio realizado en el 2001 determinó que un orgasmo puede aliviar las migrañas más rápido que un medicamento. Algunas mujeres se masturban para reducir los dolores menstruales. Los estudios también indican que los orgasmos pueden incluso prevenir la endometriosis, una enfermedad del revestimiento uterino.


Un estudio reciente señala que la eyaculación frecuente de la masturbación puede reducir las probabilidades de que un hombre desarrolle cáncer de la próstata.
Además, la masturbación es definitivamente el sexo más seguro, no hay riesgo de embarazo o infección.

Mito #2: Sólo las personas que no tienen sexo se masturban.

He aquí un dato muy interesante: las personas que tienen parejas sexuales estables en realidad se masturban más que aquellas que no las tienen. Algunos se preocupan cuando descubren que sus parejas se masturban, porque se preguntan, "¿Por qué masturbarse cuando puedes tener sexo? ¿Quiere decir que mi pareja no siente atracción por mí?" Pero muchas personas, ya sea solteras o que están en una relación se masturban cuando no están con su pareja. Algunos usan la masturbación como una especie de "ensayo previo," para descubrir lo que les da más placer. Las personas pueden aprender sobre sus cuerpos masturbándose y esto las puede ayudar a comunicarse mejor con sus parejas sobre lo que más les gusta sexualmente.

Mito #3: Las chicas no se masturban.

Algunas personas piensan que está bien que los chicos se masturben y tengan sexo, pero que las chicas no deberían hacerlo. Lamentablemente, nuestra sociedad se siente más cómoda cuando los hombres expresan su sexualidad y no las mujeres, por lo tanto, se enseña a las chicas a no masturbarse, o a no decir que lo hacen. Pero la verdad es que las chicas y las mujeres sí se masturban, y no hay ningún motivo por el cual no deberían hacerlo. De hecho, un estudio indica que las mujeres que se masturban tienen una autoestima más alta que aquellas que no lo hacen.

Mito #4: Es malo masturbarse todos los días.

Algunas personas se masturban todos los días, o incluso más de una vez por día. Eso está bien. ¿Se puede uno masturbar demasiado? Según los expertos, sólo se considera excesivo cuando la masturbación afecta las actividades cotidianas, como por ejemplo ir a la escuela o al trabajo, encontrarse con amigos. Y son muy pocos los que tienen este problema. Además, otros se preocupan que la masturbación frecuente puede afectar la fertilidad de las chicas o la capacidad de un chico de producir esperma. No es así. Es posible que un chico tenga menos volumen de esperma si se masturba frecuentemente, y su semen podría contener menos espermatozoides. Pero esto no significa que su conteo de esperma será inferior en el futuro. Los testículos comienzan a producir esperma y a almacenarlo a partir de la pubertad y la producción de esperma continúa a lo largo de toda la vida.

Por lo tanto, olvídate de esos rumores de palmas peludas y penes que se achican. La masturbación es una manera sana de liberar tensión, explorar nuestra sexualidad y descubrir lo que nos da placer. Disfrutemos el placer que nos podemos brindar nosotros mismos.

¿Qué nombre lo pondremos?


NIÑOS


Aarón: El iluminado.

Abdallah: El servidor de Dios.

Abdías: El servidor de Dios.

Abdón El que es muy servicial.

Abdul: Hijo de Dios.


NIÑAS

Abril: Que recibe el sol en primavera. en inglés: april. segundo mes del calendario romano.

Amadís: El gran amor.

Anaís: Variante de ana.

Angela: La que envió Dios.

Angélica: Variante de ángela.

Yukibo y la Flor de moriviví


Personajes:

1. Narrador
2. Coahí
3. Yukibo
4. Padre
5. Bohíque
6. Yocahú




Acto I, Cuadro 1

Narrador:
Los padres de Yukibo y Cohaí eran grandes amigos, y aunque vivían en distintos yucayeques cada tres lunas llenas se visitaban entre sí. Yukibo y Cohaí aprovechaban estos encuentros para conversar, reír y compartir ensueños; comportamiento que aprobaban los padres.


Cohaí:
¿Me amas?



Yukibo:
Como a la luz del sol. Esa luz que nutre y da vida a todo cuanto alcanza; a la hierba, a los árboles y al sonoro cantar de la quebrada…

Cohaí:
Yo también te quiero; y me haces falta; me haces falta como al cielo las nubes; como al ave las alas…

Narrador:
Algún tiempo después, la pareja de enamorados convino en pedir a sus respectivos padres consentimiento para casarse. La noticia alegró tanto a los padres que estos se comprometieron a fijar la fecha de la boda.



Acto I, cuadro 2

Narrador:
Pero antes de que Cohaí y Yukibo se casasen, el bohíque principal de la isla solicitó al padre de ésta que se la diera en matrimonio.


Padre:
es un honor, ¡oh, gran bohíque!, que usted quiera pertenecer a nuestra familia. Pero, no puedo complacerlo. Cohaí le ha sido prometida a Yukibo.

Bohíque:
¡Cohaí será mi esposa!

Padre:
Ella tiene a Yukibo en su corazón. Sin embargo, yo tengo otra hija que la iguala en belleza. Con gusto se la cedo en matrimonio.

Bohíque:
¡Quiero a Cohaí!

Padre:
Ya hemos formalizado el compromiso con los padres de Yukibo.

Bohíque:
Soy el gran bohíque; ¡será mi esposa aunque tú no lo quieras!

Padre:
Lo siento, pero ya está fijada la fecha de la boda...


Acto I, Cuadro 3

Narrador:
El bohíque se marchó furioso, dando grandes voces. Cohaí, escondida tras el telar, había escuchado la conversación; y temblorosa lloraba. Desde ese día el bohíque mantuvo a Cohaí en un constante asedio. A cada momento se le presentaba en el bohío, la seguía hasta el mercado y cuando lavaba ropa se le aparecía de repente con la intención de raptarla. Cosa que nunca pudo lograr; pues, el padre de ella y Yukibo se alternaban para acompañarla. Lleno de ira al ver fracasar su propósito, el bohíque, utilizando sus conocimientos de hechicero convocó a Tuyra, espíritu del mal.

Bohíque:
(clamando, mientras preparaba un mortal brebaje.)
¡Grande y sublime, Tuyra, dios de la desolación y la venganza! ¡Acude a mí! Uña de urubú, rabo de anolis, yerba anamú, patas de bibijaguas y agua de naiboa corta a Yukibo mi anki, ¡destrúyelo!


Acto I, Cuadro 4

Narrador:
Tres días antes de la boda los amigos del novio se reunían con él para embijarlo. El astuto bohíque, sin que nadie lo supiera, mezcló el brebaje, que había llevado escondido, con la comida destinada al novio. Yukibo, ajeno a la maldad del bohíque, comió y bebió entusiasmado. A partir de ese momento comenzó a enfermar. Minutos antes de que se celebrara la boda, Yukibo moría sin que sus familiares y amigos adivinaran la causa.

Hubo una breve ceremonia. Los amigos y deudos enterraron el cuerpo de Yukibo. Todos se marcharon, menos Cohaí; quien no cesaba de clamar frente a la tumba.


Cohaí:
(Llorando frente a la tumba) Yocahú, escucha mi ruego, ¡devuélvele la vida a mi amado!, ¡regrésale su naniqui!

Yocahú:
(La voz solamente) ¡Cohaí!, ¡basta ya de llorar!

Cohaí:
¡Yocahú!

Yocahú:
Sí, soy yo. No puedo devolverle el naniqui a Yukibo, pero puedo transformarlo antes de que huya de su cuerpo.

Narrador:
Hubo un intenso ventarrón, apartáronse las nubes del cerrado cielo y un destello de luz penetró en la tumba de Yukibo. Cohaí, sorprendida, vio salir de la tumba un hermoso ruiseñor. Sintió un breve aleteo sobre su cabeza y luego lo vio perderse en el gris del horizonte.



Acto II , cuadro 1

Narrador:
Poco tiempo después el bohíque obtenía el permiso del cacique para casarse con Cohaí. Cohaí desconsolada, ante la noticia de que tenía que casarse contra su voluntad, clamaba:

Cohaí:
¡Ay, muerte recelosa que me esquivas!
¡Oh, muerte de mi amado!,
¡borrar de mí su amor,
tú no has logrado!
Pues tiembla, a su recuerdo,
y se enternece este afán de dulzura,
que mis lágrimas riegan con ternura:
capullo florecido y perfumado,
que sólo a ti responde
llanto que no se esconde
y que anhela llegar pronto a su lado...


Acto II, cuadro 2

Narrador:
El ruiseñor, que ha escuchado la súplica de su amada, vuela hasta lo alto del Yunque a pedirle ayuda a Yocahú.


Ruiseñor:
(Voz de Yukibo)
¡Bondadoso señor!,
tú, que le das dulzura al agua de los ríos,
con que saciamos nuestra sed;
que haces brotar los frutos de la tierra
con que nos sustentamos.
Tú, que enciendes el farol de la mañana
y lo guardas al terminar la tarde,
escucha el llanto de mi amada,
escucha la tristeza de mi canto.
Dime, cómo evitar que Cohaí siga penando;
y lo que es peor, que contra su voluntad despose
a quien, con despiadada crueldad, me hizo este daño.

Yocahú:
Recoge una gota de néctar de rocío en la parte plateada de la hoja del yagrumo y dásela a tomar a Cohaí antes de que la última oscuridad de la noche se desvanezca con la llegada del día.


Acto II, cuadro 3

Narrador:
Cuando fueron a buscar a Cohaí para la ceremonia de la boda, la encontraron muerta. Hoy sobre su tumba florece una pequeña planta. Planta que cierra sus hojas ante todo el que la toca; excepto al ruiseñor, quien, antes de acariciarla, le canta para dejarle saber que es él.

Ruiseñor:

(Voz de Yukibo)
Escucho el susurro acompasado y frágil
polen multicolor de mariposa
que flota cual suspiro enamorado
que cual suspiro enamorado flota...
Es el beso de luz de una alborada
eres tú, amor... que esperas mi llegada
y al trino de mi amor suspiras.
que ciñe su diadema diamantina
y troca su fulgor en suave rima,

Flor de moriviví:
(Voz de Cohaí)
Antes de oír las notas
adulzar el silencio con tus trinos,
temblaron mis estambres y mis hojas.
Presentí tu llegada, y mi suspiro
fue fragancia y despertar de aurora;
el gorjeo de tu voz es melodía
que ahuyenta mi nostalgia con su canto.
Anhelante, ya estoy de tu caricia.
¡Unamos nuestro ser, en tierno abrazo!

Narrador:
Al caer la tarde, en el recodo del valle donde se encuentra la tumba de Cohaí, una mimosa y púdica flor junto a un enamorado ruiseñor, la melodía del amor, musitan


© Andrés Díaz Marrero, 2007

La Mariposa y la Flor


Narrador:
Recién se había transformado de gusanito en mariposa. Extendió sus alas, todavía un poco húmedas, las abanicó al viento para terminar de secarlas y remontó vuelo hacia la flor. Desde allí se sintió dueña del paisaje. La fragancia de la flor y la suavidad de sus pétalos la hacían sentir muy feliz.


Flor:
Eres muy bella.

Mariposa:
Y tú eres tiernecita y perfumada.

Flor:
Ven, te invito a probar el dulzor de mi néctar. Lo he preparado especialmente para ti.

Mariposa:
¡Gracias!, ¡Mmmm!, es exquisito. Cuando era un gusanito te miraba desde abajo; contemplaba en silencio tu belleza y te admiraba. ¡Te admiraba tanto! Recuerdo que volteaba mi cabeza hacia el cielo y soñaba con elevarme del suelo y llegar hasta ti. Soñaba con volar, surcar el espacio..., para luego acercarme a tus pétalos y reposar en ellos. Y allí al sentir, de más cerca, la tibieza del sol sobre mi cuerpo, abrir plenamente mis alas temblorosas, para luego mirarme en el espejo de rocío que la madrugada bordó sobre tus hojas.

Flor:
Yo también pensaba en ti. A decir verdad, te esperaba; deseaba ver cerca de mí los hermosos colores que te visten. Esperaba las caricias de tus alas. Yo también fui pequeña y me sentí insignificante. Fui solamente un pequeño capullo, producto de un minúsculo granito de polen...

Mariposa:
(interrupiéndola) ¡Te amo!

Narrador:
La flor hizo silencio, abrió enamorada su corola y se dejó acariciar completamente... Y un rumoroso susurro de besos, pétalos y alas cubrió de armonía la mañana.

Andreu



Escriben los afamados genealogistas y heraldistas García Carraffa que léese en varios tratadistas que Andreu es una modalidad catalana de Andrés y que, por lo tanto, son un mismo apellido. Los "Nobiliarios" de Aragón, especialmente, son los que con más insistencia afirman que los Andreu son Andrés, señalándoles las mismas armas de éstos.

En cuanto a los Andreu aragoneses, en el "Diccionario de Heráldica Aragonesa", del tratadista Bizén d'O Río Martínez, leemos que tuvieron dos antiguos solares en Aragón, de los cuales salieron las ramas que extendieron el apellido por el resto del antiguo reino.

El primero de dichos solares se halló en la ciudad de Barbastro, en la provincia de Huesca, extendiéndose sus ramas por Aragón y Catalunya. Fueron sus armas las que describimos al final de este estudio. Dichas armas son, por otra parte, las mismas que los ya mencionados García Carraffa atribuyen a los Andreu de Catalunya, y que ya aparecen descritas en la obra titulada "Nobiliario de Aragón", del antiguo tratadista Pedro Vitales.

Hallóse el segundo de los solares antes mencionados en el Valle del Roncal, en el Pirineo de Huesca, y sus ramas se extendieron por las villas de La Litera, Zaragoza, Arcos de Frescano, Teruel y Valencia.
Como ya se ha dicho, Andreu es la modalidad catalana, utilizada como apellido, del nombre Andrés. Procede Andrés del griego ´Andréas, que surgió como nombre de la palabra griega andreios, que tenía el significado de "varonil", "masculino", "hombre".

Armas: los Andreu de la ciudad de Barbastro usaron: En campo de plata, grifo rampante de sable.

Apegado a mí.


Velloncito de mi carne,
que en mi entraña yo tejí,
velloncito friolento,
¡duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trébol
escuchándole latir:
no te turben mis alientos,
¡duérmete apegado a mí!

Hierbecita temblorosa
asombrada de vivir,
no te sueltes de mi pecho:
¡duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido
ahora tiemblo de dormir.
No resbales de mi brazo:
¡duérmete apegado a mí!

Meciendo

El mar sus millares de olas
mece, divino.
Oyendo a los mares amantes,
mezo a mi niño.

El viento errabundo en la noche
mece los trigos.
Oyendo a los vientos amantes,
mezo a mi niño.

Dios Padre sus miles de mundos
mece sin ruido.
Sintiendo su mano en la sombra
mezo a mi niño.

Gabriela Mistral

Alumbramiento


Oh henchido vientre, vientre luminoso,
la hora del mundo estalla;
abre las alas: suma claridad
rodea la granada.

Asoma, rayo de materna luna:
conoce el aire, mueve las entrañas;
manantial esperado, entrega el ronco
bramido: ciega lanza.

Oh bendita placenta nacarada.
Oh tempestuosa calma asiendo calma.
Oh hijo, desarraiga,
asoma, despiadado y escarlata.

Mármol, mármol que mana.
Piernas sangrientas: oh bullente escala.
Sube, hijo mío, hasta
que subida no haya.

Aviva, aviva, rasga
la telaraña, rasga;
hijo mío, raudal,
vendaval, trepa, asalta.

El cielo anhela contemplarte:
contempla el cielo cara a cara:
eres el día abriéndose en torrentes:
¡espuma!, ¡roca!, ¡jarcia!

Junta la herida con la herida,
junta la noche con el alba.
Hijo tendido hacia lo alto:
junta el pañal con la mortaja.

Oh jarcia, oh roca: arriba;
más arriba, campana;
más arriba, más arriba,
vendaval, trepa, asalta.

Quiero que encuentres a mi padre
como en encuentro de montañas:
el cielo anhela contemplarte:
contempla el cielo cara a cara.

Amado cuerpo de cansancio,
dolor amado, siembra amada,
funde en tus brazos a los que se han ido,
junta la noche con el alba.

Junta la herida con la herida,
junta mi carne con tu alma,
junta la herida con la herida,
contempla el cielo cara a cara.

Aviva, aviva, rasga
la telaraña, rasga;
hijo mío, raudal,
vendaval, trepa, asalta.

Oh henchido vientre, vientre luminoso,
la hora del mundo estalla;
asoma, rayo de materna luna:
conoce el aire, mueve las entrañas.

Abre las alas: suma claridad
rodea la granada.
Manantial esperado, entrega el ronco
bramido: ciega lanza.

Oh bendita placenta nacarada.
Oh tempestuosa calma asiendo calma.
Mármol, mármol que mana.
Piernas sangrientas: oh bullente escala.

Oh hijo, desarraiga,
asoma, despiadado y escarlata.
Sube, hijo mío, hasta
que subida no haya.

Manantial esperado, sube, sube,
abre las alas, sube, abre las alas,
asoma, rayo de materna luna:
conoce el aire, mueve las entrañas.

Oh henchido vientre, vientre luminoso,
la hora del mundo estalla;
abre las alas: suma claridad
rodea la granada.

David Rosenmann Taub

martes, 15 de enero de 2008

Las ventajas del Kamasutra



Por Ivon Alvarez exclusivo para AOL Latino - Tu Vida.

El kamasutra no es sólo acerca del sexo, es acerca del amor y de cómo alcanzar la armonía.

Estamos, me refiero a Occidente, tan acostumbrados a separar espiritualidad de sexualidad que sólo apreciamos una superficial parte del arte erótico hindú, el cual consiste en lograr un equilibrio entre tres aspectos fundamentales de la vida de cualquier hombre: Espiritualidad (Dharma), Riqueza material (Artha) y Sexualidad (kama), esta última abarca deseo, amor, placer y erotismo.

El Kamasutra es una especie de manual de posiciones sexuales que acercan no sólo el cuerpo sino el alma de los amantes, los manuscritos estaban dispersos y el sabio Mallinaga Vatsyayana tuvo la genialidad de reunirlos como los conocemos actualmente.


Encuesta

En este mes que festejamos el amor podemos acercarnos a esta filosofía y de paso practicar las decenas de posiciones. Para ello seguro te surgirán algunas dudas que nuestra especialista Maricruz Pineda resolvió para ti, después de leer esto seguro correrás a la primera librería a buscar un ejemplar del Kamasutra.

• ¿Todas las parejas pueden practicarlo, así sean gorditos, uno chaparrito y el otro alto?

” Sí, de hecho el Kamasutra es un manual que explica todas las formas en que se pueden acoplar la pareja y uno de los puntos es el relativo a superar las diferencias en la conformación física, el tamaño de los genitales y otras diferencias. Además de compartir la intimidad y los beneficios que eso acarrea.

• La mejor de las terapias.

“ Es terapéutico en la medida en que el sexo lo es, sabemos (por muchos estudios) que la intimidad es una buena manera de combatir el estrés y las tensiones de la vida diaria. Desde otro punto de vista, también podemos decir que es terapéutico porque el ejercicio de una sexualidad sana ‘pone en la mesa’ la disposición para resolver muchos conflictos de pareja.”


Notas relacionadasExperimenta sexo en lugares prohibidos

  • Curiosidades sobre sexo que surgen entre sábanas
  • El color del sexo: juega y conócete más
  • ¿Qué hacer después de una relación sexual?
  • Ideas para reactivar tu vida sexual
  • ¿Cuál es la mejor hora para hacer el amor?
  • Foro de Erotismo• ¿Cuáles son las posiciones que vinculan o entrelazan de forma "emocional" a la pareja?


” Cada pareja debe encontrar las propias, pero en general aquellas posiciones en las que se establece un contacto visual y las que están diseñadas para acoplar ritmos respiratorios, son las que más tienden a fortalecer el vínculo emotivo.

Hay que señalar que el Kamasutra, está dividido en capítulos y hay uno que habla del sexo como una experiencia espiritual, más allá de lo físico y su importancia para armonizar la vida en pareja.

¿Qué nombre lo pondremos?



NIÑOS


Arnoldo: Variante de arnaldo.

Arturo: Oso noble.

Augusto: Venerado, el Que Merece Fama.

Aurelio: El dorado del oro.

Axel: Apócope sueco de Absalón.


NIÑAS


Amaya: El hijo muy querido

Amparo: La que cobija y protege

Ana: Tiene la gracia de dios

Andrea: Valiente y bella.

Andrómeda: La más hermosa.

La Competencia de Patinetas


Personajes:


Narrador
Don sapoconcho
La grulla
El guaraguao
El gorrión
La lagartija

El múcaro
El colibrí
La cotorra
La mariquita
Otros animales

Escena 1

(La pista es una plataforma plana en el centro del escenario, preferiblemente un poco más elevada, con árboles al fondo y arbustos y flores en uno de sus lados. El narrador estará al frente y a la izquierda)

Narrador:
-Don Sapoconcho había reunido a los animales del monte en un claro cerca de la quebrada. Allí con su gran voz hizo el anuncio

Don Sapoconcho:
-El próximo domingo, a las diez de la mañana, será la competencia de patinetas. En la misma podrán participar todos los que deseen. Habrá un gran premio para el ganador...

La grulla:
-(interrumpiéndolo) ¿Cuál será el premio?

Don Sapoconcho:
- (disimulando la interrupción.) El premio consistirá de un viaje con gastos pagados alrededor de Puerto Rico, incluyendo a las islas de Vieques y Culebra.

El guaraguao:
-¡Ese premio lo gano yo!

El gorrión:
-¡Eso lo veremos!

El múcaro:
-(murmurándole en el oído, a la lagartija) Ya comencé a entrenar.

Narrador:
- (El narrador se aparta del bullicio del grupo y alza un poco más la voz) Y así, fueron expresándose uno tras otro; cada quien, reclamando la victoria. La reunión duró hasta que las sombras de la noche obligaron a cada uno de los presentes a buscar refugio en su morada.

(se obscurece el escenario mientras se escucha el murmullo del grupo y se ve a diversos animales gesticulando)

Escena 2

Narrador:
- Apenas despuntó el sol del siguiente día, cuando el monte se llenó de voces y ruidos de patinetas. Unos las corrían, otros aceitaban las ruedas, otros las reparaban... Había un gran alborozo y entusiasmo. Todos lucían felices; contentos. Bueno, casi todos, porque la cotorra ni tenía patineta ni sabía correrla. La pobre se encontraba muy triste, mirando desde el hueco de su árbol a los que practicaban. Fue entonces, cuando escuchó la voz de su amigo el colibrí

El colibrí:
-Hola cotorra.

La cotorra:
-(con voz apagada) Qué tal colibrí

El colibrí:
- ¿Qué te pasa? ¿Por qué no estás practicando para la carrera?

La cotorra:
-(con tristeza, casi a punto de llorar) Es que no tengo patineta y tampoco sé correrla. ( Se seca la humedad de los ojos con la palma de la mano.)
El colibrí:
- (consolándola, muy dispuesto) ¡No seas tontita!, ¡No vayas a llorar!, todavía faltan seis días para la carrera. Yo te prestaré la mía y te enseñaré a correrla.

La cotorra:
-¿Pero, y tú?

El colibrí:
- No puedo participar, porque ese día tengo que acompañar a mi esposa. Ella está empollando tres huevecillos y... ¡tú sabes!

La cotorra:
- ¡Qué buen amigo eres! (gestos de agradecimiento)

Narrador:
- Con gran paciencia y esmero, el colibrí le enseñó a correr patineta. El día antes de la competencia le dijo

El colibrí:
- Veo que has aprendido muy bien a correr la patineta; ahora te diré el secreto para desarrollar gran velocidad

La cotorra:
- ¡Falta qué me hace! Pues, no alcanzo a desarrollar velocidad suficiente al correrla.

El colibrí:
- Observa bien, lo que tienes que hacer es agitar las alas de esta manera, así, ¡ves!

Narrador:
- Y como todos sabemos que los colibríes son expertos en agitar sus alas, podemos fácilmente imaginar lo bien que le enseñó.

Telón

Escena 3

Narrador:
- El día de la carrera se inscribieron muchos competidores. No los nombro a todos porque la lista sería muy larga. Pero puedo decir que el más grande de ellos era el guaraguao y el más chico la mariquita, que así se llamaba aquel pequeño escarabajo. (El grupo de competidores está en posición esperando que don sapoconcho dé la salida.)

Don sapoconcho:
-En sus marcas, listos...¡fuera! (bullicio de participantes y espectadores. La mariquita, corre en primer lugar pero al pasar la primera curva de la carrera el guaraguao la empuja con un fuerte aletazo al tercer lugar por donde viene el múcaro, y éste de un picotazo la saca de la pista, empujándola con tanta fuerza, que mariquita y patineta dan contra un árbol. La cotorra que iba en cuarta posición se detiene, para ver si la mariquita está herida.)

La cotorra:
- ¡Eso no es justo! (la ayuda a levantarse) No, ¡eso no está bien! ¡Las carreras se ganan limpiamente!

La mariquita :
-Estoy bien, (casi a punto de llorar) ¡es que soy tan pequeña...

La cotorra:
- ¡Anda! ¡Súbete a la patineta, volvamos a la pista! ¡La carrera no ha terminado aún! ¡Ven, que yo te ayudaré! (Ambas se suben a sus respectivas patinetas y se integran a la carrera . La mariquita va al frente de la cotorra mientras ésta la impulsa con sus alas.)

Narrador:
-La cotorra, detrás de la mariquita la impulsaba, Ella movía sus alas tal y como le habían enseñado y ganaba velocidad. Uno tras otro, tras otro, de los corredores, fueron quedando atrás. Faltaban apenas dos metros de distancia para la llegada...

Guaraguao:
-(gritando de júbilo) ¡ja! Seré el campeón. ¡Ganaré la competencia!

Narrador:
-Un zumbido le borró la sonrisa de triunfo al guaraguao. Era la mariquita seguida por la cotorra, que pasaban por su lado con la velocidad de un relámpago. Poco después, don Sapoconcho anunciaba el orden oficial de llegada.

Don Sapoconcho:
-En primer lugar la mariquita, en segundo lugar La cotorra, en tercer lugar el guaraguao... (transición) Ahora los premios. Boleto de pasaje y trofeo para la ganadora... ¡La mariquita! (Aplausos y vivas de los presentes) y la medalla del segundo lugar para...¡La cotorra! (Aplausos y vivas de los presentes) Para el resto de los competidores habrá un certificado de participación.

(El área de la premiación se oscurece mientras que el narrador recibe iluminación. salen todos los personajes excepto el narrador, la mariquita y la cotorra.)

Narrador:
-Veamos cómo termina nuestra historia. (La escena vuelve a iluminarse y el narrador señala hacia donde se encuentran hablando la mariquita y la cotorra)

La mariquita :
- (enseñado orgullosa el trofeo) Gracias amiga cotorra, sin ti no hubiese podido ganar.

La cotorra:
- ( sonriente) ¡No es nada! Tenemos que ayudarnos unos a otros.

La mariquita :
- (Con picardía) ¡Te tengo una sorpresita! Ven te invito a visitar a un amigo.
( La cotorra la acompaña y llegan al nido donde vive colibrí y su familia. Colibrí,su esposa y polluelos salen alegres a su encuentro.)

Narrador:
- Al llegar al nido del colibrí, lo encontraron celebrando junto a su esposa; la llegada de sus tres polluelos. Esa tarde fue una de alegría y gozo.

Fin

©Andrés Díaz Marrero

La Historia de don Grillo

Personajes:

Sofía,
Adriana,
Don Grillo
Desarrollador I
Desarrollador II
Abuela

Escena I
[El patio trasero de la casa de la abuela. Sofía y Adriana entran vestidas de carpinteros. Adriana lleva un martillo y sofía un serrucho, ambos de plástico.

1. Sofía
-¿Este es el árbol de mangó?

2. Adriana
-Sí, este es el que tenemos que tumbar.

3. Sofía
-A trabajar! (Adriana comienza a golpear el tronco como si estuviera clavando. Sofía, hace que serrucha una de las ramas.)

4. Don grillo
- ¡Ay!, ¡auxilio! ¡socorro, (Gesticulando) me están tumbando la casa! ¡Ay!, ¡Auxilio! ¡Ay!…
(Adriana y Sofía Dejan de jugar. Miran asombradas al grillo)

5. Sofía
-¡Un grillo que habla!

6. Don grillo
-¡Claro que puedo hablar! Puedo hablar y cantar y brincar cuanto me plazca, pero eso no es motivo para que me tumben la casita.

7. Adriana
-¿Y por qué grita?

8. Don grillo
-¡Porque me están tumbando la casa!

9. Sofía
-Lo siento señor grillo. Sólo jugábamos a los carpinteros.

10. Adriana
-Estas herramientas no son de verdad, son de plástico.

11. Sofía
-Es cierto, el serrucho no corta; únicamente hace risrás, risrás. (Le enseña el serrucho al público y le pregunta) -¿Verdad que solo hace risrás? (Escucha al público luego se dirige a don grillo) -¡Lo ves!

12. Don grillo
-Pero, los golpes del martillo y el ruido del serrucho son verdaderos; y asustan. Asustan mucho. Por un momento pensé que se iba a repetir la historia...

Escena II


13. Adriana
-¿Qué historia?

14. Don grillo
-Yo vivía feliz al lado de una quebrada rodeado de flores y árboles frondosos..., entonces, llegaron unos desarrolladores.

15. Adriana
-¿Desarrolladores?

16. Sofía
-¿Qué es eso?


(Entran dos desarrolladores con planos y una cinta métrica.)

17. Desarrollador 1
-Nuestro negocio es comprar y vender tierra…

18. Desarrollador 2
-Y construir urbanizaciones y centros comerciales. (Se ponen a medir y a apuntar en una libreta.)

19. Don grillo
-Talaron los árboles y aplanaron la tierra para construir calles y edificios. Sin árboles ni matas en el lugar, apenas llovía. La mayoría de los pájaros y animales decidieron buscar otro sitio para vivir.

20.Sofía
-¿Se fueron todos? ¿Las personas también?

21. Don grillo
-Casi todos. La gente comenzó a enfermar por falta de agua potable.

22. Adriana
-¿Agua qué?

23. Don grillo
-Agua potable, así se le llama al agua que las personas pueden beber sin temor a enfermar.

24. Sofía
-Por favor, don grillo, continúe la historia.

25. Don grillo
-Las fábricas cerraron, pues, los trabajadores se mudaron, buscando otros sitios más saludables para sus familias. En poco tiempo, el lugar se convirtió en un pueblo fantasma. A pesar de todo, quería quedarme… ¡Yo había nacido allí! Entonces…, ocurrió algo espantoso.

Escena III


26. Abuela
-¡Adriana!, ¡Sofía! Es hora de comer.


(Adriana y Sofía, eran primas. La abuela las cuidaba.)

27. Sofía
-¡Ya vamos, abuela!

28. Adriana
-¡Ya vamos! Déjanos un ratito más.

29. Abuela
-Está bien, pero solo cinco minutos más.

30.Adriana
-¡Gracias abuela!

31. Sofía
-¡Por favor, don grillo, termine la historia!

32. Adriana
-¡Sí, que nos tenemos que ir!

33. Don grillo
-Lo que ocurrió espantoso fue… ¡Que nos azotó un huracán! La tierra pelada, la fuerza del viento y la enorme cantidad de lluvia que caía hizo que el cerro se convirtiera en un río de lodo cuya fuerza arrasó con todo lo que tenía por delante. Apenas escapé. Pues, para evitar ser sepultado por el deslizamiento de tierra, brinqué a un pedazo de rama que flotaba quebrada abajo… Y, bueno…, aquí estoy. ¡Y ustedes me quieren tumbar la casita!

34. Sofía
-Perdone, señor grillo; no lo volveremos a molestar. Quisiéramos que fuera nuestro amigo.

35. Don grillo
-¡Está bien! Ya lo olvidé. ¡Ya lo olvidé! Sólo fue un susto.

36. Adriana
-Don grillo, ¡necesitamos su ayuda! Nuestros padres piensan talar los árboles que están en la parte de atrás de la casa de abuela.

37. Sofía
-Sí, los que están al pie del cerro.

38. Adriana
-Por favor, don grillo, venga con nosotros para que le cuente a nuestros padres, que están por llegar; lo que a usted le pasó. No queremos que algo así nos suceda a nosotros también.

39. Don grillo
-No puedo. Nunca hablo con las personas mayores. Converso únicamente con los niños.

40. Sofía
-¡Pero hay que advertirles!

41. Don grillo
-Eso, se lo dejo a ustedes. (Se aleja del lugar a grandes saltos.)

42. Sofía
(Al público) -¿Se lo decimos nosotras? (Después de la respuesta del público) -Sí, hablaremos con nuestros padres sobre la importancia de proteger el ambiente.

43. Adriana
-Todos podemos contribuir a un mejor Puerto Rico. Se pueden construir casas y edificios pero con una buena planificación.

©Andrés Díaz Marrero

Andrés


Procede este apellido, según leemos en el "Diccionario de Apellidos Españoles", del nombre de bautismo castellano Andrés, derivado del nombre greco-latino Andreas, el cual deriva a su vez del griego andros, "hombre". Según se recoge en dicha obra, el nombre era usual en época del imperio romano y siguió teniendo mucho uso en los primeros tiempos del cristianismo por haber sido el de un apóstol de Jesucristo.

Según se recoge en el "Diccionario de Heráldica Aragonesa", son varias las casas de este apellido documentadas en tierras aragonesas. Así, se documenta a unos Andrés aragoneses que posteriormente pasaron a Cataluña; otros, originarios de Zaragoza, pasaron al levante español; otros, originarios de Benabarre, tuvieron asiento en varias poblaciones aragonesas, y a otros, procedentes de Navarra, se les documenta en las poblaciones de Mallén y Teruel.

También se recoge, en este misma obra, la existencia de unos Andrés (de Tauste), documentados en la población de Tauste, y de unos Andrés de Bernabé, documentados en Báguena en el año 1678.

Armas: los Andrés aragoneses originarios del lugar de Benabarre y documentados en varias oblaciones aragonesas usaron: En campo de azur, tres estrellas de plata (algunos suman una bordura del mismo esmalte sin figuras).

"AMOR MATERNAL"


ANTES DE CONOCERTE

TE SENTÍA EN MI VIENTRE

IMAGINABA TU CARITA,

TU PELITO, TU SEXO

TE SOÑABA...

RIENDO, CONVERSANDO Y CORRIENDO

JUGANDO

Y HACIÉNDOME MIL PREGUNTAS,

ESTABA TRANQUILA

ESTABA SEGURA

ESTABAS DENTRO DE MI.

Y LLEGO EL ESPERADO MOMENTO

NACERÍAS YA

CON MI MANO EN MI REGAZO

TE ANHELABA AÚN MÁS

Y ME DESPEDÍA DE TU VIDA DENTRO DE MÍ

NACISTE Y TE SEPARASTE DE MI

TE OLÍ, TE PALPE, TE TOQUÉ

MIRÉ TUS INOCENTES OJITOS

QUERIENDO TENERTE DENTRO OTRA VEZ

PARA PROTEGERTE Y CUIDARTE SIEMPRE

EMPEZASTE A BUSCAR COMO QUIEN SABE YA

LO TIBIO, LO SUAVE DE MI PECHO

PARA POSAR TUS LABIOS Y BEBER

DE UNA VEZ

EL HILO DE DULZOR

BLANCO, PURO Y LLENO

DE AMOR

QUE

NACE DE MÍ PARA TI

Y QUE NOS

UNE NUEVAMENTE

ESE MOMENTO TUYO Y MÍO

EN EL CUAL SILENCIOSAMENTE

CON NUESTRO CRUCE DE MIRADAS CÓMPLICES

NOS ENTREGAMOS TODO EL AMOR.



dedicada a mi hijos JHOSELYN, BASTIÁN, ALLISON E IAN

DE SU MAMÁ

FEDRA HENRÍQUEZ MORENO


ACRÓSTICO DAR DE MAMAR


DUERME, MI AMOR DUERME

ACUNADO AQUÍ EN MIS BRAZOS

RIENDO EN TU PAÍS DE MIL SUEÑOS.



DUERME, MI AMOR DUERME

ENTRE MIS PECHOS CÁLIDOS.



MIENTRAS TE MIRO Y

ADMIRO

MIENTRAS TE BESO LA FRENTE Y TE

AMAMANTO CON MI AMOR ETERNO VAS

ROBÁNDOTE MI CORAZÓN.



FEDRA HENRÍQUEZ MORENO

CON AMOR PARA MIS HIJOS: JHOSELYN, BASTIÁN, ALLISON E IAN

Espero reciban con agrado, mi nuevo aporte, que acabo de crear en honor a su página, que nos es tan útil a todos gracias FEDRA

Así que Pasen cinco años 1931


Las fuentes de leche blanca

mojan mis sedas de angustia

y un dolor blanco de abeja

cubre de rayos mi nuca

mi hijo, quiero a mi hijo

por mi falda lo dibujan

estas cintas que me estallan

de alegría en la cintura.



Nanas de cebolla

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en lunas
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete niño
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


Teorías
Arlequín


Teta roja del sol.
Teta azul de la luna.

Torso mitad coral,
mitad plata y penumbra.


La soltera en misa

Bajo el Moisés del incienso,
adormecida.

Ojos de toro te miraban.
Tu rosario llovía.

Con ese traje de profunda seda,
no te muevas, Virginia.

Da los negros melones de tus pechos
al rumor de la misa.


Miguel Hernández.