lunes, 25 de febrero de 2008

las relaciones pre-matrimoniales.


¿Porque está mal la entrega sexual antes del sacramento del matrimonio si el Señor es amor y tal vez en ese momento dos personas se aman infinitamente y se entregan totalmente uno al otro, respetándose, aceptándose y demás, y considerando que no es para nada lujurioso, ni tampoco un desequilibrio buscando solo el placer egoísta?

No entiendo porque tengo que estar en enemistad con Jesús y no poder comulgar solo por HACER EL AMOR con el ser que mas AMO en este planeta, si Dios lo que enseña es AMOR y es justamente la mas grande manifestación de amor que se podría llegar a mostrar entre 2 personas?

Le ruego que publique su respuesta en la pagina, porque de ese modo se lo aseguro que no solo a mi me va a aclarar dudas sino a muchísima gente. Por lo menos en los medios que yo me muevo.

Nuevamente gracias, espero su respuesta.

Querido amigo: Rspta

Ciertamente el Señor es amor. Pero no confundas el amor de Dios con el deseo que tienes por tu novia. No dudo que entre ustedes haya amor. Pero ese amor NO ES perfecto ni mucho menos "infinito".

Dios quiere que se amen pero para lograrlo hace falta que sepan lo que es el amor. El amor sexual NO es "la mas grande manifestación de amor que se podría llegar a mostrar entre 2 personas". Mas bien el mayor amor es el que se niega a si mismo por el bien del otro, es el amor de la cruz. No se entiende el amor hasta que abrimos el corazón a Cristo. Hay que ir mucho mas allá de nuestros deseos y apetitos. Entonces descubrimos que el amor no se "hace", como si se tratara solo de un acto biológico. El amor auténtico manifiesta la presencia de Dios y por lo tanto está ordenado según su santa voluntad. Nosotros no hacemos el amor sino que lo compartimos con otros a la medida que hayamos entregado nuestro corazón y voluntad a Dios, amándolo sobre todas las criaturas y sobre todas las cosas.

Hay que aprender amar. Confundimos el amor con los deseos carnales que proceden de la concupiscencia. Es por eso que Jesús vino al mundo y nos enseñó a amar muriendo por nosotros en la Cruz. La humildad requiere que reconozcamos nuestro pecado y nuestras tendencias y recurramos a Dios con humildad para que el nos enseñe y capacite a amar con el amor de la cruz.


CONCUPISCENCIA

Etim: Latín, con- plenamente, cupere, desear. Concupiscentia, deseo, ambición.


¿Como conocer el buen uso de la sexualidad?
Lo podemos entender por medio de la razón cuando esta no está cegada por la pasión. Podemos entender entonces que la intimidad sexual vincula al hombre y la mujer en una unión total de amor que, de ser honesta, exige fidelidad, entrega total de si mismo y compromiso permanente. Además, el acto sexual está naturalmente vinculado con la procreación. Esto requiere que se haya formado YA un hogar permanente en el que el niño pueda crecer con mamá y papá. Todo esto requiere de la pareja un compromiso ya establecido. A ese compromiso le llamamos matrimonio. Podemos deducir que si la pareja no tiene tal compromiso matrimonial YA hecho, no debe expresarse como si lo tuviera.

Dicho de otra forma, la intimidad sexual es un lenguaje que expresa el amor conyugal, el amor de esposos. Expresa total entrega, pertenencia y apertura a tener hijos de los que se han comprometido definitivamente el uno al otro. Esto es precisamente lo que significa estar casados. Este amor se fundamenta en la alianza matrimonial. Los novios quisieran un día tener este compromiso pero de hecho no lo han realizado todavía. Si entrasen en relaciones íntimas antes de casarse su lenguaje de amor sería una mentira.

Nos dice el catecismo: "El amor humano no tolera la "prueba". Exige un don total y definitivo de las personas entre sí." (Ver: "amor de prueba")

Pero la razón fácilmente se ciega y confundimos el amor con las pasiones.
La razón puede se puede confundir ante una combinación de fuerzas: la concupiscencia de la carne, la cultura hedonista en que vivimos y la falta de crianza y formación en el amor verdadero. El uso de la intimidad sexual fuera del matrimonio puede traer una aparente felicidad temporal pero hace daña gravemente a la pareja.

Dios nos guía en la verdad y en el amor por medio de Su Palabra la cual la Iglesia nos enseña. Los actos sexuales fuera del matrimonio (fornicación) son fuertemente condenados:

La fornicación, y toda impureza o codicia, ni siquiera se mencione entre vosotros, como conviene a los santos. -Efesios 5,3. (Mas textos bíblicos sobre la fornicación>>>)

Aunque no entendamos los mandatos de Dios, debemos obedecer con toda confianza y respeto. Dios no impone leyes para hacernos la vida mas difícil, sino porque nos conoce y quiere nuestra felicidad. La sexualidad debe estar siempre bajo la autoridad de nuestra voluntad y nuestra voluntad bajo la autoridad de Dios. El amor respeta a Dios y al amado.

Si eres fiel, Dios te va a dar el don de un amor mas puro, mas perfecto, pero cuesta. Yo llevo años de sacerdote y soy testigo de que hay una gran crisis en los matrimonios. ¿Sabes por que? porque no se preparan bien, no saben respetar el orden de Dios. Pensaron que se amaban y que eso era suficiente. Pero no. No se amaban suficiente. El amor solo crecerá con el sacrificio y el dominio de si mismo. Si tu eres incapaz ahora de dominarte y respetar a tu novia como una hija de Dios que aun no te pertenece, te aseguro que cuando te cases tampoco serás capaz de serle fiel año tras año. La lujuria no controlada ahora seguirá dominándote para tu propia ruina... y la de ella. ¿Ves cuanto te ama Dios?

Durante el noviazgo aprenderán a expresar el amor puro de mil maneras sin entrar en la intimidad sexual. Dios da otros regalos para este tiempo. Uno de ellos es la ilusión por el futuro, el planear, el soñar en la vida común. Pero el noviazgo también es una escuela en madurez, auto-control y capacidad de sacrificio por el bien del otro. Para amar es absolutamente necesario tener dominio de si mismo. Hay tanto que Dios necesita sanar y corregir antes de que se casen. Ahora es el tiempo de trabajar en ello. Dios te enseñará que el amor puede esperar porque es paciente y sacrificado. Se están entrenando para juntos poder hacerle frente a las dificultades de la vida (que son muchas). Se están conociendo y aun están libres para decidir no casarse. Todo esto requiere vivir en castidad.

Es normal que sientan atracción física, pero debes entender que esta es una oportunidad para morirte a ti mismo, dominar tu pasión y así demostrar que de verdad amas. Dar rienda suelta a la pasión no requiere ningún amor. Al contrario, solo quien es capaz de dominarse ama. Esto va a requerir lucha interior. Si ahora eres incapaz de dominarte y expresar un amor casto a tu novia, siento decirte que no la amas mucho. Mas bien la deseas carnalmente. No confundas el deseo carnal con el amor. El amor es mucho, mucho mas que ese deseo carnal. Cálmate, piensa, reza y veras la verdad de esto. Con la ayuda de Dios aprenderás a dominar la carne y crecer en virtud. Cuesta, sí. Pero el amor auténtico lo requiere. Confía en Dios y veras lo que es el verdadero amor.

Cuando te parezca difícil, deja de pensar en ti y piensa que amar requiere entrenamiento y sacrificio. ¿No se sacrifican los atletas? Pues tu novia vale mucho mas que un partido de fútbol.

En breve, la respuesta es:
Buscar en tu novia la satisfacción sexual es pecado aunque creas que la amas. Demostraría que en realidad no la amas. Debes esperar el tiempo del Señor y mientras tanto permitir que El te enseñe a amar según su infinita sabiduría.

El no te abandonará. No tengas miedo de ser cristiano en un mundo en que muchos se han olvidado de Dios. Vive tu fe junto a otros católicos practicantes, recibe frecuentemente los sacramentos y medita la Palabra de Dios. El te dará la fuerza y veras como el amor entre tu y tu novia se irá cada vez haciendo mas profundo.

Padre Jordi Rivero

7 comentarios:

Icaro Jr dijo...

me perdí estás o no de acuerdo con las relaciones pre-matrimoniales??? :O
Es que me aprece un poco extraño que la masturbación y sea un "pecado" cuando son relaciones pre-maritales.

Para mi la sexualidad en parte de lo que somos, no es mala ni pecado, ni nada por el estilo. Somos los hombres y las mujeres las uqe llevamos la morbosidad y nuestras mentes cochambrosas hacia esta parte de nuestras vidas.

Alguien insatisfecho sexualmente es alguien infeliz (no en todos pero en muchos casos) y acaso Dios no nos puso en la tierra para ser felices?

lully, Ref. al desnudo dijo...

Siempre he querido hacer un post al respecto, pero mi inspiración del día acaba por imponerse.

El sexo es un complemento del amor.

Besitos desde Colombia!

lully, desde el balcón de equinoXio, la revista virtual dijo...

Ah!! y sea siempre Bienvenido el sexo con amor. El matri da estabilidad pero no comparto que se apresuren a contraer este acto sagrado para después dejarse... Qué sea verdadero amor y complementación del uno con el otro.

Un abrazo!

Micaela Riberaz dijo...

El amor no solo es un acto sexual y va mas haya de lo espiritual es tener el valor para afrontar problemas y vencerlos es saber que cuentas con alguien y que te apoya en fin el amar es lo que mueve a este mundo y le da sentido a la vida. BYE BYE

lágrimas de mar dijo...

puedes hacer sexo con amor o sexo sin amor
con amor es mucho más placentero porque los sentimientos hacen su papel

besos

lágrimas de mar

T3Mo dijo...

Pk es pecado y te vas al infierno!... jaja, no pues... es muy diferente el sexo al amor, y es importante conocernos antes del matrimonio, creo yo, tener ese crecimiento (sin albur) para vivir en pareja

Icaro Jr dijo...

No creo que el sexo se amor y definitivamente estoy de acuerdo con que le sexo con amor es mcho mejor.
Con lo que no comulgo es esa idea que la sexualidad, en si, es pecado (incluido el coito) y que debemos sentirnos culpables por eso y tampoco comulgo cona idea de que la gente se case con la idea de que es la nica manera de tener relaciones sexuales.

la sexualidad que es my amplia y el coito son parte de lo que somos y debemos aprender a convivir con ello. Algunas veces incluso cuando estan conlaguien que se ama essolopor placer.